Printed From:

Genética y colesterol

Tu organismo desempeña un papel fundamental en la producción y el control de los niveles de colesterol LDL.

Viene de familia

Para algunas personas, la dieta y el ejercicio no lo explican todo acerca de su colesterol. Pero conocer los antecedentes familiares puede ayudar a esclarecer algunas lagunas.

Las personas con antecedentes familiares de colesterol LDL alto y enfermedad cardiovascular tienen una probabilidad estadísticamente más alta de sufrir esas mismas afecciones.

Pero para algunos, aún podría haber más. Algunas personas sufren una afección genética llamada hipercolesterolemia familiar (HF para abreviar), que son mutaciones genéticas específicas que impiden que puedan eliminar el exceso de colesterol malo —llamado colesterol LDL (C-LDL)— del organismo.

Hay dos tipos de HF:

HFHe
HFHo
Los signos y síntomas son similares a los de la HFHe, pero aparecen mucho antes en la infancia, son más agresivos y es más probable que muestren signos físicos.

El mero hecho de que tus niveles de C-LDL y tus antecedentes familiares indiquen la posibilidad no implica necesariamente que tengas HF. Hablar con un profesional sanitario o un especialista en colesterol (denominado lipidólogo) puede ayudar a responder preguntas y determinar si el C-LDL alto te viene de familia.

Tener el gen de la HF multiplica tus probabilidades de sufrir un infarto de miocardio o accidente cardiovascular por 20 respecto a las de la población general. De modo que es importante hablar con el profesional sanitario acerca de si debes hacerte pruebas o no. Tendrán que hacer análisis de sangre (que muestren tus valores lipídicos de LDL, HDL, colesterol total y triglicéridos) con pruebas genéticas adicionales para confirmarlos.

Si el resultado indica que tienes C-LDL alto, quizá podrías sugerir a otros miembros de tu familia que se hagan pruebas de colesterol ellos también. Conocer tus niveles os ayudará a ti y al profesional sanitario a encontrar el tratamiento adecuado.