Printed From:

¿Qué es el colesterol?

Explora los siguientes temas y averigua más acerca de lo que significa tener el colesterol LDL (el colesterol “malo”) elevado, cómo afecta a tu salud, y la importancia de trabajar conjuntamente con un profesional sanitario para que te ayude a alcanzar tus objetivos de c-LDL.

Para comprenderlo mejor

El colesterol es una grasa (también denominada “lípido”) de consistencia cerosa, que viaja a través del torrente sanguíneo y puede depositarse en las paredes de las arterias provocando la aterosclerosis. Nuestro organismo (en concreto, el hígado) fabrica todo el colesterol que necesitamos, pero también obtenemos cierta cantidad de los alimentos que ingerimos.

Es habitual oír a la gente decir que tienen “el colesterol alto”, pero la cuestión es mucho más complicada. A menudo, se tiene el colesterol alto cuando existe demasiada cantidad de ciertos tipos de colesterol malo —el más importante de los cuales es el colesterol LDL (C-LDL)— en el organismo. Cuando aumentan los niveles de C-LDL, también aumenta el riesgo cardiovascular. Así que es importante hacerse pruebas de colesterol y trabajar conjuntamente con un profesional sanitario para diseñar un plan de control.

Esto puede incluir:

Establecer un objetivo de C-LDL

Determinar con qué frecuencia debes hacerte una prueba de colesterol

Establecer cuándo hacer revisiones con el profesional sanitario

Identificar los siguientes pasos a tomar si no alcanzas tus objetivos de C-LDL

A menudo, se tiene el colesterol alto cuando existe demasiada cantidad de ciertos tipos de colesterol malo —el más importante de los cuales es el colesterol LDL (C-LDL).

Dependiendo sobre todo de en qué medida descomponga tu organismo el C-LDL, y la cantidad procedente de lo que comes, puede aumentar en la sangre y acumularse en las arterias, formando placas de ateroma, obstruyendo las arterias y poniéndote con el tiempo en riesgo grave de enfermedad cardiovascular.

Lo más complicado y peligroso de todo esto es que no hay signos o síntomas de tener elevados niveles de colesterol LDL – a pesar de no poder sentirlo, puede seguir aumentando y depositándose en nuestras arterias. Por eso, cuanto más informado estés ahora, mejor preparado estarás para hacerle frente y bajar el colesterol.