Printed From:

Tipos de colesterol

Cuando se trata del colesterol, hay colesterol bueno y colesterol malo. Y la investigación dice que, para tener un corazón sano, necesitas controlar los dos.

Colesterol bueno y malo

El colesterol se transporta en nuestro organismo a través de la sangre. La parte del viaje, sin embargo, no es tan sencilla. Piensa en intentar mezclar el agua y el aceite. El colesterol es el aceite, y tu sangre es el agua en la que no se puede mezclar.

Dado que la grasa no se disuelve en la sangre, nuestro organismo crea pequeños paquetes llamados lipoproteínas para que hagan de portadores.

Hay dos tipos importantes de lipoproteínas responsables de esto: la lipoproteína de baja densidad (LDL), que lleva el colesterol desde el hígado a otras células del organismo, y la lipoproteína de alta densidad (HDL), que, al contrario, lleva el colesterol de otras células del organismo al hígado.

Aunque el C-HDL y los triglicéridos son importantes para la salud en lo que respecta al colesterol en general, es fundamental controlar el C-LDL cuando intentas alcanzar tus objetivos de colesterol.